En el mismo concepto de multiusos anida el sistema estructural de la cubierta que permite la suspensión de cargas de 2 ó 10 kN en los nudos del plano inferior hasta un total simultáneo de más de 1000 kN. Además el estado tensional de la estructura está monitorizado mediante extensómetros de cuerda vibrante que permiten conocerlo en tiempo real. Se dispone de pasarelas técnicas concéntricas para el trabajo sobre la cancha así como de un polipasto de elevación de material hasta ellas con una capacidad de carga de 10 kN desde el plano de la cancha.