La calidad acústica juega un papel importante en la concepción del recinto. Para ello se encargó a García–BBM el asesoramiento acústico del recinto durante la redacción del proyecto al objeto de elegir los materiales que mejor tiempo de reverberación e inteligibilidad proporcionaran. El resultado final es de un tiempo de reverberación medio que se ajusta al límite superior del criterio óptimo cuando existe una ocupación total del aforo.